Contáctanos

Centro especializado en la atención de personas con dependencias

¡Te ayudamos!

    Sustancias adictivas>Metanfetamina

    Tratamiento contra la metanfetamina

    También conocida como “cristal” o “ice”, la metanfetamina es una droga psicoestimulante fabricada en laboratorio, que afecta de forma muy potente al sistema nervioso central, sus efectos son hasta 15 veces más potentes que los de la cocaína y que tiene un alto potencial adictivo.

    Adicción a la metanfetamina

    La metanfetamina es una droga poderosa y altamente adictiva que afecta el sistema nervioso central. Su uso provoca una intensa euforia, aumentando la liberación de dopamina en el cerebro, lo que genera sensaciones placenteras pero temporales. Este efecto es seguido de un agudo "bajón", llevando a la gente adicta a la metanfetamina a consumir repetidamente para evitar la sensación de decaimiento y mantener el estado de euforia.

    A pesar de su fuerte poder adictivo, la adicción a la metanfetamina tiene solución. Con el tratamiento correcto, que puede incluir terapia, medicamentos y apoyo comunitario, la gente adicta a la metanfetamina puede encontrar un camino hacia la recuperación y retomar el control de sus vidas. Es fundamental que las personas busquen ayuda y se rodeen de una red de apoyo adecuada.

    Abuso de metanfetamina

    El poder estimulante de la metanfetamina favorece largos episodios de consumo, hasta varios días en los que la persona mantiene un estado de víspera forzado, privado de alimentos e hidratación, que puede dar paso a series complicaciones fisiológicas.

    El tratamiento para la adicción a la metanfetamina suele ser multidimensional e incluye intervenciones psicoterapéuticas, farmacológicas y de apoyo comunitario. La terapia cognitivo-conductual es especialmente efectiva, ayudando a los pacientes a identificar y modificar patrones de pensamiento y comportamiento asociados con el uso de la droga. Algunos pacientes pueden beneficiarse de medicamentos que alivien los síntomas de abstinencia y reduzcan el deseo de consumir. Además, grupos de apoyo como Narcóticos Anónimos ofrecen un espacio seguro para compartir experiencias y recibir apoyo mutuo.

    El consumo de metanfetamina tiene graves consecuencias a corto y largo plazo. A corto plazo, puede causar aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial elevada y hiperactividad. A largo plazo, puede llevar a problemas cardiovasculares, pérdida de dientes debido a la "boca de metanfetamina", pérdida de peso extrema, problemas de piel, deterioro cognitivo y daño cerebral. Además, el uso crónico puede generar dependencia y aumentar el riesgo de enfermedades mentales como la paranoia, alucinaciones y comportamiento violento.

    Si sospechas que un ser querido es adicto a la metanfetamina, es crucial abordar el tema con empatía y sin juicios. Infórmate sobre la adicción y busca grupos o profesionales especializados en el tema para orientación. Anima a tu familiar o amigo a buscar ayuda profesional y considera la posibilidad de intervenciones estructuradas si la persona se resiste. Proporciona apoyo emocional y acompaña en el proceso de recuperación, pero recuerda también cuidar tu bienestar emocional y establecer límites saludables.

    Actua te proporciona ayuda con tu tratamiento de desintoxicación a la metanfetamina

    La adicción a la metanfetamina no es solo una cuestión de voluntad débil o falta de moral; es una enfermedad compleja que afecta tanto a la mente como al cuerpo. Esta adicción altera la química cerebral, afecta la toma de decisiones y compromete la capacidad de pensar claramente. Combatir la adicción a la metanfetamina requiere un enfoque multidisciplinario, desde intervenciones médicas hasta apoyo psicológico y social.

    Estamos situados en Barcelona, a cinco minutos del Metro línea verde Les Corts, y a cinco minutos de la Estación de Sants. También ofrecemos atención online en caso de ser necesario.

    ¿Quieres más información?

    Te ayudamos

    Contáctanos
    crossmenu
    ×