¿QUÉ HACER CUANDO UN PERSONA ADICTA NO QUIERE AYUDA?

¿Qué hacer cuando un persona adicta no quiere ayuda?

Todos los trastornos adictivos, ya sea alcoholismo, consumo de drogas ilegales o conductas adictivas, se sustentan sobre una serie de mecanismos psicológicos que actúan en la mente de la persona adicta con la finalidad de mantener y proteger su consumo.  

Uno de estos mecanismos, quizá el primero al que deberemos hacer frente para poder iniciar un tratamiento es la Negación.

Es habitual encontrarnos con familias que piden ayuda para un ser querido porque identifican claramente sus conductas adictivas, pero manifiestan una situación de impotencia ya que la persona en cuestión no reconoce el problema, lo minimiza y, en todo caso, se niega a aceptar cualquier tipo de ayuda al respecto.

¿Qué puedo hacer cuando una persona adicta no quiere ayuda?

A continuación, repasaremos algunas pautas generales para familiares en esta situación, aunque es importante señalar que la primera recomendación, sin duda, es la de buscar orientación profesional, ya que cada caso tiene matices importantes a evaluar para decidir cómo actuar.

No seas cómplice de la negación sobre su adicción:

Hay que desmontar la tendencia a mirar hacia otro lado y hacer ver que no pasa nada. Las conductas adictivas son un tema lo suficientemente importante para hablar de ello cada vez que se presente la ocasión.

Puede que la persona adicta que no quiere ayuda se muestre esquiva, evite las conversaciones, o incluso se ponga agresiva ante este tema. Así es como actúa su enfermedad.

El entorno familiar debe encontrar la manera de mantener el tema sobre la mesa, hablándolo cada vez que sea posible con la persona adicta y también entre los distintos miembros de su entorno. Hay que destapar la enfermedad.

Establecer límites claros:

Para que un límite funcione debe cumplir una serie de requisitos.

Para empezar, hay que entender que un límite no es una amenaza, su función primordial no es asustar a la persona adicta para que cambie su conducta, sino la de protegerte a ti y favorecer un nuevo equilibrio en vuestra relación.

Trabajar en que aumente las posibilidades de que él o ella acepte la ayuda que se le ofrezca. Según Robin Barnett (2022), un buen límite:

  • Se puede mantener: Evita las amenazas imposibles del tipo “No te voy a hablar nunca más”.
  • Es claro: Busca una afirmación simple, concreta e innegociable, por ejemplo “Te pagaré el tratamiento, pero no te prestaré dinero” en lugar de “Nunca más te sacaré de apuros”.
  • Trata de ti, no de la persona adicta: Enfócalo desde tu posición. Por ejemplo, “no hablaré contigo cuando estés borracho” es subjetivo, en cambio, “no hablaré contigo si creo que has bebido” se basa únicamente en tu percepción.
  • Aligera tu carga: La mayoría de los límites cortan algo que necesita la enfermedad para mantenerse en activo (dinero, cobijo…) pero se plantean desde tu posición y por lo tanto deberían ofrecerte alivio ya que te liberan de la responsabilidad sobre el desastre.
  • Te ayuda en los momentos duros: Ante una supuesta situación de emergencia de la persona adicta, el límite te protege de sucumbir a sus peticiones sin pensarlo antes, y por lo tanto te protege de su posible manipulación.
  • Existe en el presente: No es algo que vayas a hacer en el futuro en función de lo que pase, sino algo que está en el presente.
  • Puede ser revisado más tarde: No es un acuerdo, es una decisión unilateral por tu parte por lo que puede ser revisado más adelante si consideras que ya no cumple su función.

Mantener un ofrecimiento de ayuda a la persona adicta:

Hablar abiertamente de la adicción de tu familiar y establecer límites claros a su enfermedad suelen favorecer que la persona adicta termine por aceptar ayuda.

Es importante estar atentos a que la petición de ayuda sea para realizar tratamiento, no para conseguir un préstamo o un margen mayor de tiempo, y en todo caso, hay que estar preparados para poder ofrecer la ayuda adecuada a la persona adicta cuando llegue este momento de forma ágil, sin dar mucho margen de tiempo a que la persona se lo repiense.

Para ello, es recomendable haberse informado previamente de las opciones de tratamiento más adecuadas para el caso, valorando sus costes y entendiendo bien cual es el proceso de recuperación que debería plantearse para tu familiar.

En Actua psicoterapia somos especialistas en tratamiento de adicciones

En ACTUA Psicoterapia tenemos un servicio de orientación a familiares en el que, ya sea por teléfono o en persona, nos ofrecemos a realizar una primera valoración del caso y orientaros sobre las opciones de tratamiento más recomendables en función de vuestra situación. 

Si quieres explicarnos tu caso, ponte en contacto sin compromiso y te atenderá un terapeuta especializado.

Teléfono: 93 639 33 45

Mail: info@actuapsicoterapia.com

Dirección: c/Marquès de Sentmenat 22 Barcelona

Servicio relacionado

¿Quieres más información?

Te ayudamos

crossmenu
×