persona con adicción al móvil

ADICCIÓN AL MÓVIL, LA TECNOLOGÍA Y SUS CONTRAS

La presencia de teléfonos móviles y su relevancia en nuestras vidas ha irrumpido con muchísima fuerza a lo largo de las últimas décadas, y desde hace ya un buen tiempo estamos tomando consciencia, más allá de sus diversas utilidades, de los múltiples riesgos que conlleva el uso, abuso, e incluso dependencia de estas tecnologías especialmente para los más jóvenes.

En los últimos años, los expertos han dejado de considerar el uso problemático del móvil como un problema de control de impulsos para empezar a hablar ya de una adicción comportamental, que tiene una base común con el resto de las conductas adictivas.

Según las últimas encuestas realizadas a nivel estatal (EDADES y ESTUDES) podemos considerar que alrededor de uno de cada diez jóvenes entre 15 y 24 años tienen un riesgo elevado de adicción debido al uso compulsivo del móvil

¿Qué es la Adicción al Móvil? Entiende en lo que consiste.

Para entender qué es exactamente la adicción al móvil, y diferenciarla de lo que seria un uso normal, puede ser útil establecer tres diferentes etapas: Uso adecuado, uso problemático y adicción al móvil.

El uso adecuado se caracteriza por:

  • Se utiliza para divertirse, jugar, comunicarse y disfrutar haciéndolo.
  • Es un uso controlado y equilibrado con otras actividades.
  • No interfiere en las obligaciones ni en el tiempo libre de la persona.

El uso problemático, en cambio:

  • Provoca la pérdida de interés por otras actividades.
  • Implica que dejen de cumplirse algunas obligaciones.
  • Se utiliza el móvil en situaciones peligrosas o perjudiciales.
  • Genera conflictos con el entorno.
  • Trae consecuencias negativas a la persona y a su entorno. 

Y, por último, el uso propio de la adicción:

  • Provoca tolerancia y abstinencia.
  • Supone una pérdida de control.
  • Interfiere en áreas importantes de la vida.
  • Se prioriza frente a otras conductas más importantes.
  • Supone la pérdida de oportunidades (sociales, laborales, académicas, etc.)
  • Se mantiene a pesar de las consecuencias adversas.

En resumen, en una persona que esté generando una adicción al móvil podremos observar como el uso del dispositivo pasa paulatinamente de ser un entretenimiento a ser una necesidad, va generando una pérdida de interés hacia otras actividades, inicialmente otras formas de ocio, y progresivamente también responsabilidades personales, provoca una pérdida de control y cada vez más consecuencias adversas.

Conoce las causas de la Adicción al Móvil

Una de las preocupaciones más habituales al tratar con este tema es la eterna pregunta… ¿Por qué?

Personalmente, en muchos casos soy partidario de no dedicar demasiado esfuerzo a preguntar el porqué, sino a centrarnos en buscar soluciones. Aún así, en el caso de la adicción al móvil, es cierto que esta pregunta resulta relevante porque nos permite enfocar el enorme trabajo de prevención que debemos empezar a realizar en la infancia y adolescencia.

Nunca podemos achacar una adicción a una sola causa, generalmente la enfermedad se puede explicar por la conjunción de una serie de factores.

Factores de riesgo que contribuyen a la adicción al móvil:

Los propios de la persona, a nivel de personalidad o psicológicos, como por ejemplo la inseguridad, la incapacidad para resolver problemas, unas habilidades sociales pobres, la impulsividad, los estados ansiosos o depresivos, o el hecho de padecer otro trastorno como el TDAH o la fobia social.

Los propios del ambiente o del entorno de la persona, como los conflictos familiares, un estilo educativo excesivamente rígido o excesivamente permisivo, poca comunicación familiar, la presión de grupo (a nivel amistades), la publicidad, o una situación de aislamiento o inadaptación social.

Y finalmente, los propios del objeto adictivo, es decir, las características de los dispositivos móviles y sus aplicaciones.

En este sentido hay que tener en cuenta la sensación de anonimato que ofrecen las relaciones a través de un móvil, donde el usuario percibe la posibilidad de poder actuar desde una identidad ficticia y, muchas veces, idealizada.

Además, la capacidad de determinadas apps para ofrecer recompensa inmediata e intensa al cerebro es uno de los factores de riesgo más destacados, así como la facilidad con la que permiten evadirse o la posibilidad de establecer relación con otros usuarios fácilmente. El diseño de estas apps está pensado para ofrecer justamente estas características.

Síntomas y Señales de Alerta de la Adicción al Móvil

Para identificar una adicción al móvil en uno mismo o en otros podemos establecer una serie de conductas o actitudes que deberían hacernos saltar la alarma.

El aislamiento:

Una actitud típica de la adicción al móvil es el hecho de quedarse encerrado en casa o en la habitación dejando de interactuar con los demás de manera presencial, ya sean familiares o amigos.

La necesidad de conectarse constantemente:

La incapacidad para desconectar del móvil durante periodos más o menos largos de tiempo también es una de las señales que podremos observar.

La pérdida de interés por otras actividades u otras formas de ocio:

La motivación para participar en otras formas de ocio, para las anteriores aficiones o actividades preferidas se verá reducida drásticamente.

Unos gastos económicos excesivos:

Ya sea por los juegos de azar online, o por los gastos derivados de compras en apps, pueden aparecer gastos económicos fuera de lugar derivados de la adicción al móvil.

La aparición de inquietud, angustia, irritabilidad o desánimo al no poder conectarme:

Puede que el móvil se quede sin batería, que el wifi no funcione o que me haya quedado sin móvil por un tiempo… Si tengo adicción al móvil eso provocará un síndrome de abstinencia que se manifestará a través de estos cambios en mi estado de ánimo.

Las discusiones con familiares o amigos por culpa del móvil:

Si las personas de mi entorno me confrontan con las consecuencias de estar usando demasiado el móvil, es fácil que aparezcan discusiones, ya que los mecanismos de defensa de la enfermedad harán que me ponga completamente a la defensiva.

La reducción de horas de sueño:

Las personas con adicción al móvil suelen quedarse hasta altas horas de la madrugada conectados y tener problemas para conciliar el sueño, lo que provocará una pérdida de horas y de calidad del sueño.

La pérdida de la noción del tiempo:

La evasión que provoca el uso del móvil es tan grande, que la persona adicta tiende a perder la noción del tiempo mientras está conectado.

La disminución del rendimiento académico o laboral:

Como consecuencia de algunos de los puntos anteriores, la adicción al móvil suele provocar que la persona falte a sus responsabilidades, ya sea en los estudios o en el trabajo, pero también a nivel familiar y social.

Impacto de la Adicción al Móvil en la Salud y el Bienestar.

Cada vez aparecen más estudios sobre las numerosas consecuencias adversas que el abuso y la adicción al móvil tienen sobre la salud y el bienestar de las personas, tanto a nivel físico como psicológico y emocional.

En el ámbito de las consecuencias físicas, podemos encontrar el síndrome que se ha bautizado como “text neck”, que se caracteriza por un estado de tensión en la musculatura de la zona cervical debido a la posición constantemente inclinada de la cabeza por estar pendiente de la pantalla. Este síndrome provoca dolores de cabeza, debilidad muscular en cuello y espalda, dolor y rigidez en la zona del cuello, e inflamación en los nervios de la médula espinal.

Además, la adicción al móvil también se relaciona con problemas físicos derivados del sedentarismo, como la obesidad, así como síntomas de fatiga visual.

A nivel psicológico las consecuencias son todavía más extensas.

Se ha comprobado, por ejemplo, que el sobreuso del móvil reduce la tolerancia a la frustración de la persona y su capacidad de tomar decisiones, a la vez que aumenta su impulsividad.

La exposición precoz a imágenes de alto contenido violento y sexual provoca los efectos de desensibilización (pérdida de la capacidad de empatizar con el otro) y de modelado (replicar las conductas que se observan), lo que aumenta la agresividad y la violencia en la persona.

Además, el empeoramiento de los hábitos de sueño, las situaciones de acoso virtual, o las dificultades con la autoimagen y la autoestima (provocadas por las imágenes irreales mostradas en las redes sociales) se relacionan con la aparición de estados depresivos en la persona.

Y para poner un último ejemplo, los estudios demuestran una relación directa entre el sobreuso de las pantallas y el aumento de las conductas suicidas en los adolescentes (que se han multiplicado por 18 en los últimos 15 años) así como de las autolesiones (que se han multiplicado por 56).

Nuevos fenómenos asociados al uso problemático del móvil.

Otro aspecto muy interesante de conocer es cómo el sobreuso del móvil y sus apps están transformando nuestra sociedad, en muchos casos con la aparición de conductas o efectos perjudiciales, a menudo conocidos por sus nombres en inglés como, por ejemplo:

Cyberbullying:

El acoso virtual, es decir, el uso de medios digitales para molestar y acosar a otros mediante difamación, amenazas, etc.

Phubbing:

Ignorar a otra persona (puede ser nuestro interlocutor, nuestra pareja, etc.) por prestar atención al móvil.

Sexting:

 Envío de mensajes, fotografías o vídeos de contenido sexual a través del móvil, con el consiguiente riesgo que después sean difundidos para dañar a la persona.

Nomofobia:

Fobia, o miedo irracional a no tener el móvil, que se quede sin batería, olvidárselo, etc.

Grooming:

 Práctica en la que un adulto se hace pasar por menor a través de la red para establecer una relación de confianza encaminada al control emocional con fines sexuales.

Ciberbaiting:

Es un tipo de ciberbullying en que no se acosa a otros alumnos o compañeros, sino dirigido específicamente a profesores.

FOMO:

Fear Of Missing Out. Necesidad de estar conectado constantemente por miedo a perderse algo y quedar excluido.

Vibranxiety:

Síndrome de la vibración fantasma. Se producen sensaciones ilusorias de que el móvil está vibrando en el bolsillo cuando realmente no lo hace.

TIK TOK Tic:

Movimientos involuntarios que imitan los observados repetidamente a través del móvil pero que se producen de forma inconsciente.

Tratamiento y Recuperación de la Adicción al Móvil con Actua Psicoterapia.

Como en cualquier otro trastorno adictivo, la adicción al móvil requiere orientación profesional para ser tratada.

En muchos casos, el entorno, la familia, e incluso la misma persona que está sufriendo esa adicción, han hecho numerosos intentos de controlar o reconducir el trastorno sin grandes resultados. Estos intentos fallidos generan cada vez una mayor frustración y sensación de impotencia, agravando las consecuencias negativas de la situación.

En ACTUA Psicoterapia ofrecemos visitas de orientación en las que valorar el caso y orientar sobre las posibilidades de tratamiento, ya que existen varios recursos que pueden ser más o menos adecuados para cada caso. Las visitas psicológicas individuales, la participación en grupos de apoyo, los talleres psicoeducativos de prevención… Cada intervención terapéutica puede ofrecer recursos diferentes a la persona con adicción al móvil para gestionar y reconducir su situación.

El proceso de recuperación de una adicción al móvil puede resultar complicado al principio, pero una vez dado el primer paso, la persona puede dejar atrás su dependencia, recuperando poco a poco su libertad y el placer hacia otras actividades, y trabajando para que en el futuro pueda encontrar un equilibrio adecuado en el uso de la tecnología.

Si queréis saber más sobre las opciones de tratamiento podéis poneros en contacto con nosotros mediante:

Tel: 93 639 33 45

Mail: info@actuapsicoterapia.com

Dirección: c/Marquès de Sentmenat 22. A 5 minutos de la Estación de Sants en el barrio de Les Corts de Barcelona.

Bibliografía:

  • Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones. Informe 2023. Alcohol, tabaco y drogas ilegales en España. Madrid: Ministerio de Sanidad. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; 2023. 270 p
  • Andrade, B., Guadix, I., Rial, A. y Suárez, F. (2021). Impacto de la tecnología en la adolescencia. Relaciones, riesgos y oportunidades. Madrid: UNICEF España.
  • Villar Cabeza, Francisco; Blasco, Tomás, dir.; Castellano-Tejedor, Carmina, dir. (2018). Factores de riesgo en la conducta suicida en la adolescencia. 1 recurs en línia (82 pàgines). ISBN 9788449080029. <https://ddd.uab.cat/record/201250> [Consulta: 16 abril 2024].
Servicio relacionado

¿Quieres más información?

Te ayudamos

crossmenu
×